El Concejo llevaba este patronazgo y pagaba las fiestas de la Inmaculada y el Niño. La costumbre de dar las Pascuas al señor cura el día de Navidad por el Ayuntamiento y el día de Año Nuevo, al revés, seguramente arranque de este Patronazgo.

Se fundó el 4 de Octubre de 1756 y como todas las cofradías celebraba misa solemne el día de la fiesta con sermón, novenas y procesión y los primeros domingos de mes, rosario por las calles.

Era el patrón del cabildo concejil y se celebraba con misa, pasar las cintas por la garganta, de lo cual se encargaba el sacristán y el alguacil salía por el pueblo con un báculo pequeño y lleno de cintas y las pasaba por las gargantas de los que se lo pedían y le daban un donativo.

0_19087_1Es la tradición un fenómeno consustancial en esta tierra de Macotera. Y no afirmamos ésto guiados solamente por un conjunto de formas externas que sean evidencia material, sino por el valor que sus gentes dan a la herencia transmitida de generación en generación.
Este patrimonio recibido se percibe paseando por las calles, recreándonos en la arquitectura popular aún concierta vitalidad en sus casas, de estructuras clásicas en sus dependencias y generosas proporciones mostrando, en algunos casos sus famosas bodegas, de dimensiones más que respetables. Pero antes de entrar en estos hogares- que la invitación es segura, conociendo la cordialidad macoterana- la iconografía popular en bocallaves, dinteles, azulejería, esgrafiados o diseños del ladrillo visto, nos hablará de la religiosidad de sus moradores y por extensión sabremos de su entorno social o de sus ascendencias en lo laboral. Si tenemos la suerte de acceder a su interior, difícil será tras la visita no consentir en probar una "pinta" de buen vino seguido de alguna que otra tajada de la matanza casera cerrando el improvisado convite con algunos dulces, que afamados son los que allí elaboran.

Con los calores de Agosto, Macotera desempolva su auténtico espíritu en cuanto el calendario se acerca a San Roque. La "Loa" para reccibir la fiesta del santo peregrino, da el beneplácito a una larga y bien bailada procesión -al son de las "charradas" que desgranan la dulzaina y el tamboril que sólo participando en ella, se entiende. No falta la cita con los encierros de toros ni con las danzas de "paloteos", ni gozar de las elegantes ropas charras que conservan los hijos del lugar como tesoros artesanos que son.

La voz, en cambio, reserva su protagonismo para entonar con singular estilo las músicas sacras y populares en la navideña Misa del Gallo.
Esto y mucho más es la Macotera tradicional. Una forma de entender el pasado que se abre espacio en el presente.

Desde antiguo se la conoce y sus costumbres han llegado hasta nosotros por la Mayordomía del Santísimo y Adoración Nocturna.

Obligaciones: Velas al Santísimo, asistencias a las procesiones, viáticos y limosnas. Tenía asamblea general que se celebraba en la ermita de la Encina. Hacían tres procesiones largas: El Jueves de Corpus, Domingo infraoctava y Octava. Un Visitador supimió la Octava y redujo la del domingo a la procesión alrededor de la Iglesia.
La custodia era portada en andas por los Mozos Coronados. Esta festividad dio origen a la Mayordomía más esplendente y ambiciosa, su esplendor todavía es grande y solemne. Misas Minervas los terceros domingos del mes con procesión bajo palio dentro de la iglesia.

Tuvo mucho renombre y prestigio y fue la que más socios alcanzó. En 1700 tenía 449 socios de los cuales 400 eran del pueblo. Era obligación asistir a los entierros de los socios, tocaban las campanas de la ermita al amanecer, anochecer y a las ocho y media de la noche al rezo del Santo Rosario. Recogían limosnas en cepillos que había en casas particulares.

No se sabe que tuviera más fin que decir una misa en su altar y que en la colación se gastaban cinco fanegas de castañas y veinticuatro cántaros de vino. Los gastos se hacían a prorrateo. El primer Visitador que se enteró del castañeteo y de las colambres de vino que se trasegaban, anuló la fiesta, que de otra manera más civilizada pasó a la Mayordomía de San Antón. Este día de San Antón había carrera de caballos y burros, los quintos corrían los gallos y se rifaba el marrano "Sanantón"

En Macotera existía ya por el año 1564. Al menos sus estatutos son de este año. El primer libro de la cofradía que se conoce es de 1717. A ella pertenecen más de 300 socios. Sus ingresos principalmente lo constituyen las cuotas, la exención de disciplina, llevar cruces, mandas o censos.
La procesión principal la hacen el Jueves Santo, en la noche. La exención de la disciplina podía ser por enfermedad, debilidad, pero se les exigía certificación del cirujano y lo mismo al que quería eximirse de llevar la cruz. La procesión era larga, parecida a la que hoy se celebra con el Santo Entierro. Llevaban túnica blanca y pies descalzos. Los que se disciplinaban, iban con la espalda descubierta y dándose golpes con cordeles o correas. Los que no se disciplinaban no llevaban la cruz pesada y portaban, además de la túnica un crucifijo, calavera o hueso en la mano izquierda y una vela blanca encendida en la derecha. En el año 1771 se dio una orden para suprimir las procesiones de los disciplinantes. Esta procesión suprimida incrementó la del Santo Entierro del Viernes Santo. Esta cofradía celebraba la fiesta de la Cruz de Mayo en la ermita del Cristo el 14 de Septiembre. Cuando se suprimió la cofradía sus costumbres pasaron a la Cofradía de las Animas y Mayordomía de la Cruz.

Fueron en un principio las más solemnes y festejadas, después surgieron la del Sagrado Corazón de Jesús, patrocinada por las Hermanas de la Caridad. Los mayordomos del Señor eran dos y de familia distinta, a veces la misma familia se quedaba con las dos varas. Entre los mayordomos se estrechaban lazos de amistad muy grande. Celebraban doce misas anuales en el tercer domingo de cada mes y se llamaban misas minervas. , a las que asisten unidos los mayordomos llevando el estandarte y sacan el palio en las procesiones de estas misas. El domingo de Corpues se visten engalanados con los mejores trajes charros.

Ayuntamiento de Macotera
Plaza Mayor 1. 37310 Macotera (Salamanca)

Contacto

Teléfono: 923555003 | Fax: 923 555 553
Correo electrónico: ayuntamiento@macotera.es